Fotografía: “Soledad” (buscando la luz) ©Eva Ceprián, 2017

En la habitación en penumbra
dormita -la flor-.

Herida de muerte por lo oscuro,
sus párpados-pétalos aún sueñan
con el tibio roce del calor del sol.

En la habitación en penumbra
dormita -la flor-.

Entre los claroscuros
que la someten
danza imaginariamente
al compás de la única melodía
que habrá de conocer.
El eterno silencio.

En la habitación en penumbra
dormita -la flor-.

Ya no se encara altiva
contra la negritud del espacio
y algunas veces
-tal vez, demasiadas-
llora imaginarias lágrimas de rocío
que a nadie habrán de conmover.

En la habitación en penumbra
dormita -la flor-.

Convertida en estandarte
de la soledad y la melancolía
mendigando un rayo de luz
que ilumine

sus últimos días.